Aviso Cookies

Esta Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación.

Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.




No todo es legislar

Nada hay más voluble hoy que nuestras leyes. Cualquier acontecimiento puntual que venga a cuestionar la idoneidad de una norma (incluido cambios de poder) inexcusablemente tiene su inmediato reflejo normativo.

Sin ser mala, en términos absolutos, ese desaforada actividad legislativa, tampoco, en los mismos términos, puede calificarse de idónea. Y ello, porque legislar por legislar sin contemplar (en más casos de los deseables) la necesidad de disponer de los necesarios recursos económicos para llevar a buen fin lo que en ellas se establece es tanto como nada.

Nuestra Justicia o mejor dicho la ciudadanía (como gusta decir ahora a nuestros políticos) se merece no sólo que leyes sean buenas sino también que su aplicación sea cuanto menos correcta.

De nada sirve modificar, por ejemplo, las leyes procesales si los juzgados y tribunales carecen de los medios necesarios para poder dar cumplimiento a lo que en ellas se establece, adoleciendo, en consecuencia, la Justicia de hoy de los mismos o similares defectos de la de ayer.

Expresiones como "en la tramitación del procedimiento se han observado las prescripciones legales, excepto en lo relativo a los plazos por la acumulación de asuntos pendientes" siguen y seguirán estando de plena actualidad mientras las buenas intenciones del legislador no lleven aparejadas los necesarios recursos económicos.

Esperamos y deseamos, por el buen de la Justicia, que pronto dejemos de ser los abogados los únicos que respetemos, "por imperativo legal", escrupulosamente los plazos procesales.


forojuridico.com
Marzo 2.006


forojuridico.com © 2001-2016 The XOOPS Project